sábado, 11 de abril de 2015

El punto sobre... Y despiertas mientras hilan las mariposas de Nina da Lua.

Edición: Comanegra, 2015
Nº Páginas: 45
ISBN: 978-84-16033-53-9

Nina da Lua (Barcelona, 1979), creadora multidisciplinar, es una 
enamorada de las palabras y se dedica desde pequeña a hilarlas, ya sea como escritora, narradora, locutora de radio o cantante. Con ellas investiga la naturaleza de las cosas y se sube sobre las mariposas de la cotidianidad. Su danza con el lenguaje vive entre versos libres y cuentos, pero también se ha pronunciado a través de programas de radio, espectáculos y guiones de documentales o cortometrajes. No obstante, confiesa que en realidad es el silencio el que le evoca las letras y despierta el sentido de las historias.

Joana Santamans (Barcelona, 1977) ha crecido trepando por los árboles y jugando disfrazada. Más tarde se ha impregnado de la vida de grandes ciudades como Londres, Nueva York y San Francisco. Positiva y emprendedora, crea obras que reflejan una profunda mirada hacia la naturaleza y la figura femenina. Observa las plantas y los animales como una naturalista y siente el color y la composición de una manera muy intuitiva, siempre utilizando la técnica mixta. Su arte, inquieto y en constante evolución, late a través de murales, exposiciones en galerías de arte, piezas decorativas o publicaciones editoriales.


Hilo a hilo, de seda, dorado, palabra a palabra, se cose esta hermosa historia, este precioso cuento natural.
Las mariposas inician la historia de Rosabella, una niña (o quizás no tanto) que abre los ojos y se encuentra en un mundo distinto, imaginado, de fantasía, en una noche en la que la luna llena baña las sombras con su luz.   
En ese universo mágico tropieza con un cuervo que le dice que para volver a casa necesita encontrar las ocho claves antes de que salga el Sol. Continuará su camino en busca de las ocho claves y se encontrará con otros seres del bosque. Con el lobo que quiere ver en ella a la inocente Caperucita, la lechuza que con su sabiduría hará que Rosabella recupere la esperanza perdida, la carpa que incansable y a contracorriente consigue convertirse en un dragón alado y el ciervo que la espera al final de su largo camino. Rosabella consigue las ocho claves y descifra su mensaje: APRENDER.
Y despiertas. Rosabella despierta en casa rodeada de mariposas.

Rosabella aprende de cada uno de los seres del bosque una enseñanza importante, una enseñanza de vida. La vida es un constante aprendizaje, una continua lucha, y la unión con los otros y en especial con la naturaleza, con nuestras raíces, el contacto con la esencia natural de la que estamos hechos nos enlaza irremediablemente con el universo y nos hace, más que nunca, libres.

La mayoría de las veces, cuando entro en una librería con la intención de comprar uno o, como casi siempre, varios libros, dejo que la intuición me lleve hasta ese libro, ese que tengo y necesito comprar. Hojeo por aquí y por allá hasta que la víctima perfecta cae en mis manos. Es divertido pensar que yo no busco los libros sino que ellos me encuentran a mí. Eso mismo ocurrió con Y despiertas mientras hilan las mariposas. Fue el primer libro que llamó mi atención al entrar en la librería quizás por la preciosa ilustración de su portada: Rosabella duerme entre mariposas. Las mariposas para mí tienen un gran poder simbólico así que fue imposible resistirse a su atracción. Pero si la portada me cautivó, todavía fue más la sorpresa al pasear por sus páginas ya que las ilustraciones de Joana Santamans son una delicia, son pura fantasía. Las expresiones de cada uno de los personajes  de esta historia recuerdan a todos aquellos de los cuentos clásicos. Rosabella se transforma en Caperucita, Alicia, Blancanieves, Cenicienta, La bella Durmiente… Su mirada es la de todas.
Así fue como entró en mi casa este libro de ilustraciones preciosas y después llegó su lectura. Un relato mágico con una enseñanza valiosa: aprender para vivir. La superación personal inunda la historia de Rosabella que sobrevive gracias a su voluntad y a la ayuda de aquellos que se encuentra, o que pacientemente la esperan, en su camino. Una alegoría de la vida, con alegrías, obstáculos, dificultades, amistades, enemigos y… ESPERANZA.


Pero... aún hay más.
Cuando un libro me gusta mucho, investigo sobre él y sobre su autor. Esto es lo que hice con  Nina da Lua y, entonces, encontré una  historia que me conmovió, me emocionó de verdad, porque no recibía su historia sin más, recibía su historia “después de despertar mientras hilan las mariposas”.
A Nina da Lua le diagnosticaron un cáncer óseo cuando tenía 31 años y según los especialistas tenía muy mal pronóstico. Nina decidió guiarse por su propia naturaleza interior para intentar suavizar el proceso de quimioterapia y radioterapia. A los seis meses del proceso no sólo consiguió sanarse sino que regeneró el hueso que se había abierto a causa del tumor. Actualmente tiene dificultad en los movimientos pero esto no le impide seguir soñando y creando. Uno de sus retos fue el documental Hoy es primavera, en el que Nina es la protagonista y cuenta su experiencia.

¿POR QUÉ EL TÍTULO “Hoy es primavera”? (por Nina da Lua)
`Mama: hoy es primavera´ me dijo mi hijo Marc en febrero de 2011... Por entonces él tenía 3 años y nuestro mundo se acababa de transformar por mi enfermedad.
Muchas veces imaginé su voz repitiendo estas tres palabras cuando el proceso de curación hacía temblar nuestra vida. Producían un efecto mágico... Todo lo que es, transcurre "Hoy" y contiene las posibilidades que tu imaginación desee hacer realidad. ¿Y no es en "primavera" que estallan las flores, se produce el contraste entre sol y lluvia y los frutos muestran su impulso por crecer?

Un tráiler del documental Hoy es primavera.

video


Y despiertas mientras hilan las mariposas se convierte en algo más que un libro, en un amuleto, un antídoto contra la desesperanza, contra la tristeza y la apatía. En sus páginas brota la fuerza interior como fruto de nuestra propia naturaleza. Creo que mi propio instinto me condujo a este libro y a su autora y que su mensaje quedará tatuado en mí como una mariposa.

“Y juntos, sintiéndose eternos, volaron a la luz de la luna. Su libertad se confundía con la pureza de la naturaleza y todos sus encantos…”